jueves, 23 de enero de 2020

¡No disparen! los literatos escogemos nuestras armas pero al final es la muerte la que siempre escoge

Por La Eleven

- Yo te pagué para que enamorarás a mi esposa
- Ella solo se quiere a sí misma

- ¿De qué murió? - pregunta con discreción 
- No lo sé bien pero dicen que de amor 
- Que va, si de amor nadie se ha muerto 
- Hasta ahora


Carta de él desde la cárcel:

Extraño tu liso cabello y aquel hoyuelo más allá del ombligo.

Carta de ella desde la libertad:

Conocí a alguien, espero esto sea eterno. 

miércoles, 22 de enero de 2020

Juegos artificiales y en mí el sin sabor "no sé si besarte o no" ¿Qué tal si me rechazas? elegir primero no es lo correcto

Por La Eleven

Se permitió un gusto: respiro profundo y se lanzó al vacío.

Mientras las cargas eléctricas pasaban yo miraba como si miles de luces fuesen lanzadas, eran chispas de luz y también de oscuridad, eran mis recuerdos los que se iban convirtiendo en flamas que brillaban por última vez. En eso te recuerdo "fiera mía" y no sé qué decir, qué lejos te siento, extraño tu beso, mi corazón frío se ha perneado ante el amor ¿Qué osadía? a mi no me enseñaron lo que es el amor ¿Cómo puede dar amor alguien que no lo tiene?. Sabes que elogiarnos es cosa fácil pero cuando peleamos nos decimos más, trapitos al sol y tu rostro que me gusta, te callaría con un beso exacto, con una caricia tierna o con la palabra exacta para decirte lo única que eres para mí. Cada quien vive en su planeta y cuida a la flor que desea. 

martes, 21 de enero de 2020

Los esclavos no reconocen la libertad, los infieles pasan por incautos, los divergentes se confunden, los callados mienten

Por La Eleven

- Venimos a donar estos medicamentos
- ¿Por qué lo hacen?
- Por qué ya estamos muertos.

Ya lo dijimos, el mundo vive su apocalípsis: lento. Ya no hay tanta precaución en la sensación, la confianza cesó. Iban los clérigos a espantar el miedo con rezos pero la gente se canso de esperar por milagros. Cómo se reconocerá entonces el dolor o la felicidad, seremos falsedad por no lograr revertir lo que hemos creados un imperio donde lo malo parece bueno, en donde cada persona tiene dos caras, y en donde la capacidad de adaptarse sigue siendo el plus.  

jueves, 16 de enero de 2020

Más licor para olvidar, más humo para engendrar calor a nuestros compungidos cuerpos, deseamos lo que todos: la inmortalidad.

Por La Eleven

- Mamá ¿por qué ya no quieres a papá?
- Si lo quiero, pero ya no como antes

Un puño me arruga el rostro, no soy un buen perdedor, me acabó de romper la cara yo mismo, cuando hay licor de por medio uno es un imbécil que puede amar y dañarse la vida o el cuerpo. Hay un sabor metálico en mi boca, la sangre no calma... un cigarrillo lastima mis encías, tengo en la cara una sonrisa que no se me quita con nada, mi opositor se ha confiado y con una silla le golpeo, la ventaja en mínima, él se recupera y me acaba en un segundo veo mi vida pasar ante mis ojos, pero no es mi hora, sobrevivo, vivo para pensar. Estrello el vaso de licor en la pared, las mujeres me ven y su compasión se vuelve asco, escucho como una de ellas le dice a su novio - ¿me prometes que no serás así? - y él con cara de mentira niega con la cabeza. Me resbalo en mi propia sangre, los chicos de seguridad aparecen y me expulsan como a una lombriz, afuera sobre la acera esta un chica menor de edad que pese a todo el maquillaje que se embadurno en la cara para parecer mayor, no permitieron entrar, ella cree que yo también pinté demasiado mi cara, me limpia la sangre, y al parecer está drogada, me ve lindo, me besa y se me quiere trepar, mis costillas crepitan ante su peso, tengo el premio mayor, nos vamos a un césped a terminar el encuentro bajo la complicidad de las estrellas y los mosquitos. 

miércoles, 15 de enero de 2020

Alzamos las manos siendo inocentes y sin embargo nos declaramos culpables de existir e intentar imitar a los dioses

Por La Eleven

- ¿Por qué eres tan tímido? es que tu mamá no te amamanto, mira solo es una teta -
- son dos y si. Mi mamá me dio pecho, lo que no me dio fue amor.

Los oficiales me empujan como si fuera un traidor, basura o poca cosa, no les muestro mi tarjeta de "Doctor", le tengo compasión, unos tipos introducidos en una tela de color, embestidos de autoridad y con el don de ser personas perfectas, les miro y me da lástima, ese día irán a sus casas se tomarán las sopa con sus familias, dirán una y mil mentiras para que los quieran, besarán, se acostarán tendrán sexo y luego al otro día vendrán y me golpearán, me llamarán tonto, hijodeputa, marica, malparido; y la historia se repetirá día a día. Yo les veo el afán de librarse, de limpiarse las manos, de llenar sus informes y firmar el cheque, yo que tengo mejor letra que ellos y sé más cosas, yo que tengo mejor Abogado que el Diablo, y el mismo que les veo ya en la libertad y les digo que "la experiencia me sirvió". Algún día cometeré el acto máximo de dar la vida por otro ser humano y esa será mi salvación. Ustedes sigan esclavos allí.

martes, 14 de enero de 2020

Sobre cómo la muerte nos apacigua, amaneceres en antros donde se especula con el sexo, donde al amor se le da precio

Por La Eleven

- Vos sabes ¿Qué es el amor?
- No. No lo sé...
- Y aún así dices que me amas...

El sol quema mi cara duermo a tus espaldas, escucho el ritmo de tu corazón, el tránsito de tu digestión, y hasta el avance de mis células sexuales en tu útero...

Pareces muerta, a veces me dan ganas de ir a verte por si ya entregaste tu vida, a veces me asustas, estás muy quieta, así dormida. Tan callada, tan satisfecha,

La muerte es el remedio para todo, pero es un fin inquietante. Ya te lo he dicho.

-Quiero limón con sal - dices despertando, pero recuerdas que no estamos en casa, las parejas de las habitaciones de alado comienzan otra vez su agite, levantas la cejas para desmentir tantos orgasmos fingidos.

A la salida le rompo la cara a u tipo que se te asoma y te pregunta ¿cuánto preciosa?, ya en camino a la casa al verte callada, te miro fijamente y te pregunto:

- ¿Cuánto le hubieras cobrado a ese tipo?

Te quedas en silencio y apenas asomas una cruel sonrisa para tus adentros creo piensas en que el amor quizá no tenga precio pero el sexo es otra cosa que se mide y se cobra de acuerdo al tiempo.

jueves, 9 de enero de 2020

La Bogotá de los cerros, la de los museos, la de los artistas en el parque, la de los sin tiempo, la capital de los sueños

Por La Eleven

- Buenos días! - La gente a veces contesta otras veces no, creen les vamos a robar.

Nos sentamos y la gente nos tira monedas, podemos vivir como mendigos.

A una pareja le convencemos que podemos sacar una poesía de la nada - digan una palabra y haremos el poema sobre ello - Esto lo hemos visto en una película... si les gusta la poesía nos dan un billete, si no no pasará nada.

ellos dicen "escafandra" vaya no pudieron ponerla más fácil...

recitamos:

<< Me pierdo en tu profundidad, 
te miro con una escafandra
para detectar tus sentidos,
y concertar con los míos
el camino a la fecundidad.>>

A ella no le parece tan lindo el poema, lo tilda de grosero, de llevar su segunda intención, él chico lo defiende a capa y espada y nos alarga un billete que agradecemos regalando el trozo de papel, sabemos el amor tolera cualquier metáfora o indirecta.   




miércoles, 8 de enero de 2020

Sobre cómo teniendo todo se puede ser infeliz y cómo el Poeta pierde todo y aún es feliz

Por La Eleven

Al menos el Panadero puede comerse el pan si tiene hambre ¿pero el Poeta?...

Y ¿Quién ha dicho que el papel no alimenta?

El vacío atormenta, pero el viento también suena.

Y el aplauso también y entre mano y mano no hay nada, o mejor si.

Al menos podemos con Poemas engañar a jovencitas para que nos hagan sexo y a la par las cajas de los bancos nos temen por tener la capacidad de hipnotizar...

Hay formas de querer distintas no vengan a tratar de convencernos de que el amor es único...

El odio si es uno solo. 

martes, 7 de enero de 2020

Calí la ciudad de la Salsa, de las mujeres bellas, del cholao, de la caña de azúcar y el sabor

Por La Eleven

Mentí descaradamente yo no conozco esta ciudad, la gente dice con propiedad yo he ido a tal...y tal ciudad y presume que conoce ya la ciudad ¡no es cierto! ¡es mentira!... es así como dicen también yo tengo un hijo es mío, o yo tengo un auto es mío también... o como suelen decir: mi casa, mi perro, mi sueldo, mi trabajo, mi cama, mi sexo...¡patrañas! nada de ello les pertenece. Y para conocer hay que meterse, pero el conocimiento no da la propiedad exclusiva sobre nada. En el fondo hay que saber perder, la astucia esta en ser un poco irracional a veces, en entender que todo es ajeno y diferente. 

En Cali aprendí eso: intentar poseer es sufrir.

jueves, 2 de enero de 2020

No crean: como se hace el amor, también se hace el odio, existen dos trincheras

Por La Eleven 

Irrumpí en el cinismo de la nada.

Pero no hay nada absoluto.

Todo tiene su profundidad hasta una herida.

El amor es ceniza no fuego.

El sexo arde.

La puerta que se cierra a tus espaldas y tus lágrimas.

Amor y guerra se parecen tanto y la vida es las dos cosas. No nos podemos salvar.

Todo lo importante agota un ciclo: el agua, la menstruación, el dolor, la vida.

No nos importa si se ha llegado a la luna, allá no hay nada, ni acá tampoco.


miércoles, 1 de enero de 2020

PARA RESUCITAR HAY QUE MORIR PRIMERO

Entrevista realizada por María Alejandra Erazo a XervanteX

Una forma de evocar a nuestro amigo de letras y de aventuras es escribiendo y es haciéndolo con esa manía insana de doble sentido y con su dosis de amargura y tristeza pero siempre esbozando una sonrisa: insegura para unos o falaz para la mayoría. Ahora que tenemos su venia para escribir en este sitio solo le contemplamos y acogemos su decisión de escribir sus libros y ya no las acostumbradas diatribas en distintos sitios. Hoy aplaudimos la calidad de persona que nos acompaña y también su energía infundida a quienes seguimos en la tarea de encontrar un horizonte.

* Para elegir la literatura no solo se requiere esa manía de intelectual sino además de tiempo, un espacio y creo hasta dinero ¿es también eso ser un poco esclavo de un deseo?

- Me preocupa más ese sentido de soledad que se requiere para la creación literaria, ya Don Alonso Quijano padeció esa locura de creerse un Hidalgo Caballero, pero es meritorio haber encontrado en la simple acción de componer literatura algo más excitante que el sexo mismo.

* Pero sin duda se controvierte mucho en esa actividad ¿no se envidia la actitud de las otras personas e inclusive la vida de otros que ven esa dedicación como algo estéril e insano?

- Si fuera fácil cualquiera lo haría, y si, padezco una clase de envidia porque mi razón física de ser frente a la naturaleza es la de reproducirme por vía sexual y nada se sabe si valga la pena por vía literaria, de todas maneras el amor es creación de poetas y yo me declaro un enamorado y florezco a diario en mi propio desorden, soy tan inestable como cualquier elemento radioactivo.

* Yo comencé ha aprender de ti y tú filosofía, a pesar de que yo te sobrepaso en edad tengo que reconocer que manejas unos conocimientos meritorios de alguien que ha vivido y ha percibido la realidad de una manera critica, te pregunto ¿en el amor es también necesaria esa diferencia de edad para aprender el uno del otro o no es importante?

- La edad solo es un número tampoco va a significar algo, he visto a niños y niñas con la capacidad de razonamiento lógico de un adulto y también he visto a ancianos cuya dimensión de la realidad esta desfasada. Yo diría que el amor es conocimiento y al menos las dos partes deben estar al nivel de poder definir la palabra "amor" sino cómo ejercerán su papel.

*   ¿Por qué dejar de escribir y publicar en un Blog, y por qué hacer un libro?

- Hay que ir paso a paso, la evolución se tomo su tiempo, hubo un resultado, tenemos de alguna forma un par de todo, y entonces también hay dos opciones para decidir, es bueno explorar, es bueno también vivir pensando en morir y de igual forma creyendo que es inevitable que para la resurrección haya primero que morir.

Escriben Aquí:

La Once
Los Indomables
La gente de la U
El Aviador
MaleV
Alexis Mendoza
Emilio Suárez
Charlie
Aley
Yania